COOKIES, la receta fácil

¡Hola amig@s informáticos! Otra vez por aquí para hacer un breve comentario informático. Si bien el título dice un poco de que vamos a hablar, me gustaría contarles como se me ocurrió escribir esta humilde nota.
En una mesa de seis personas, cinco informáticos y yo, esperabamos para comer. Entre esas charlas por lo que nos une y nos gusta, se me ocurrió preguntar, tirando la pregunta al centro de la mesa para ver quien la respondía, cosa que, sucedió inmediatamente.¿Alguien sabe porque se llaman cookies ? Y si, después de unos minutos de silencio comenzó el debate. La conclusión, no se si es la correcta, pero es que todo se lo debemos al viejo cuento de Hansel y Gretel, quienes dejaron galletitas en el camino, al adentrarse en el bosque, y así pudieron retornar por el mismo lugar. Todos sabemos que les pasó, eso de que los animales se las comieron, etc,etc. Pero bueno, contada la anécdota, y esperando que nadie nos coma las galletitas, volvemos por el camino principal, para ver un poco como están compuestas y para que nos sirven estas famosas galletas=cookies.

ABRIENDO EL PAQUETE

Ver una cookie puede llevar a la decepcion de muchos, ya que, se encontrarán con texto casi sin formatear, a primera vista. Pero no es más que esto:

COOKIE = archivo de texto que guarda información dentro de nuestro HDD

Para esto fueron creadas, para dejar rastros de nuestros caminos y cierto tipo de información, como por ejemplo:

-Usuario y contraseña

-Idioma

-Productos en carrito de compras

Y muchas cosas más que les ire contando. Lo principal es saber que estas cookies fueron creadas para beneficio del usuario, pensando en grande y a futuro, llevando el concepto de una internet amoldada y a gusto del usuario, que al fin y al cabo, es quién le da vida a la red de redes.
Estas, almacenan datos para ayudar a http, quién no tiene esa capacidad, logrando así, todos los beneficios que conté anteriormente. Para comprender bien su utilización y para que fueron creadas, les dejo esta analogía:

COOKIE = ir a una casa de ropa y que ya nos tengan preparadas las zapatillas, la remera y el pantalón que tanto nos gustan y que en la caja sólo nos pidan que firmemos el recibo de la tarjeta de crédito porque ya conocen nuestra forma de pago y la cantidad de cuotas.

EL LADO OSCURO DE LAS GALLETAS

Hay un dicho que dice, valga la redundancia, hecha la ley, hecha la trampa. Y esto fue lo que pasó, muchos se aprovecharon de esta tecnología y comenzaron a utilizarla con malos fines. Pero antes, debo aclarar algunas cosas, porque no es como se anda diciendo por ahí, que las cookies pueden actuar como virus o borrar cosas de nuestros discos, de hecho, como dije al principio, es sólo un trozo de texto que no tiene nada para ejecutar. También, los datos de almacenamiento de una cookie, corren por el lado del navegador, de forma local, por lo tanto, el servidor no participa de esta jugada.

Pero esto lo quería aclarar para pasar a contarles las cosas malas, porque que las hay, las hay.

Las cookies almacenan datos que pueden llegar a ser bastantes sensibles, sobre todo cuando introducimos credenciales en una página web, pero también cabe aclarar que esto es opcional, por lo tanto caemos en que cierta participación la tiene el usuario. Lo que debemos tener en claro es que hay ciertas formas de recuperar esta información para malos usos, pero también están las medicinas. Por eso, eduquemos y enseñemos al usuario el funcionamiento de estas tecnologías y no los hagamos caer en un pánico idiota.

– Las cookies pueden almacenar datos de usuario y contraseña, por eso debemos asegurarnos que al llenar formularios de este tipo en la web, debemos estar bajo una conexión HTTPS. Si alguien tiene una duda al respecto, hace un tiempo hice referencia a su funcionamiento en una nota sobre esta tecnología.

– Las cookies pueden ser accedidas desde la red local. Para evitar esto, hay que tener en cuenta los permisos que configuramos al compartir archivos en la LAN y no dejar ni las cookies ni otros datos a la deriva. Otra forma de que esto no suceda, es borrar periodicamente las cookies; sino hay nada que encontrar, es en vano la busqueda….

– Las cookies pueden permanecer en nuestros discos, si tienen la variable de caducidad seteada, sino, se borran al cerrar el navegador, cosa que es más segura.

– Los navegadores tienen la opción de no aceptar cookies, cuando el sitio no sea de confianza. Les mostraré como ver el contenido de una cookie de una página web en la que estamos navegando. Una vez en el sitio web hay que escribir en la barra del direcciones el siguiente código:

JavaScript:alert(document.cookie);

No es magia lo que estamos haciendo, van a ver como sale un pop-up con lo que contiene la cookie, dependerá de nosotros aceptarla o no.

Como verán, el uso de las cookies no siempre es el correcto y de esto si tienen la culpa quienes programan código para páginas web, ya que la cookie la impone el servidor y el usuario, el 80 % de las veces, tiene tildada la opción de aceptación por default.

Otros fines malos son el uso de banners, seguimientos de los usuarios para llenar bases de datos de estudios de marketing, etc, etc. Por eso no hay que entrar en pánico, sino, hay que saber como funciona y por suerte, tenemos algunas leyes que nos apoyan.

Según algunas legislaciones, el usuario debería ser avisado siempre que una página web lance una cookie y darle la opción de aceptarla o no. Pero no debemos olvidar que sin las cookies, se pierde la personalización, por lo tanto, es como que todos escuchásemos la misma canción, hecha por los mismo músicos y con los mismos arreglos.

Hay algunas cositas técnicas más que podríamos decir sobre las cookies, pero las dejo para los curiosos. Espero que esto les sirva para comprender como estan conformadas y para que sirven las cookies y, como consejo, no entren en pánico por su uso, sólo por seguridad, si les parece, borrenlas periodicamente, no lograrán nada, pero estarán más tranquilos.

Por último, si eres programador web, deberías tener bien en claro que uso le vas a dar a las cookies, yo espero que sea el correcto y que lo hagas a conciencia y placer.

Esperamos comentarios y poder resolver alguna duda que tengan al respecto… que para eso está el blog ¡¡ che !!

¡Un abrazo y hasta la próxima !

Juancitux 🙂

Sin categoría

Deja una respuesta