Elegir una buena contraseña

Por mucho esfuerzo que pongamos en mantener la seguridad de nuestros equipos y cuentas de correo con sistemas de protección y complicados algoritmos de encriptación todo se nos viene abajo si no elegimos una contraseña realmente difícil de adivinar.

Existen cientos de aplicaciones especializados en averiguar contraseñas en tiempos cada vez menores con el incremento de la velocidad de cálculo de los procesadores actuales. Entre las diferentes técnicas que hay podemos citar la fuerza bruta y los ataques de diccionario que realizan aplicaciones como John The Ripper o Brutus.

Las claves principales para la elección de una buena contraseña son:

  • Debe ser larga: a mayor número de caracteres mayor tiempo requiere adivinarla.
  • Debe ser fácil de recordar. Una contraseña del tipo hx38ñp9!@p acabará anotada en algún trozo de papel o, peor aún, en un archivo de texto del ordenador.
  • Debería mezclar letras mayúsculas, minúsculas, números y signos de puntuación pero sin exagerar ya que complicaría su memoriazación.
  • No utilizar una única palabra del diccionario ni fechas ni nombres de personas ni lugares.
  • No sustituir letras por símbolos al estilo “p@ssw0rd”, eso ya lo tienen en cuenta los crackers.

Con estos consejos recomendamos utilizar frases como contraseñas del tipo:

“Tengo2TortugasDeMar”
“3PelosTieneMiBarba”
“MeImporta1Rabano”

Así obtenemos contraseñas muy largas con variedad de símbolos y fácil de recordar al mismo tiempo. Cada palabra empieza con una mayúscula con lo que mezclamos mayúsculas y minúsculas y además utilizamos números.

Por último, cambiad la contraseña cada cierto tiempo y no utilicéis la misma para todo.

Sin categoría

Deja una respuesta